Historia de las investigaciones

Imagen relacionada con la noticia

Visitar el yacimiento arqueológico del Cabezo de Alcalá de Azaila supone introducirse en la misma historia de la investigación sobre la cultura ibérica, ya que el Cabezo de Alcalá fue uno de los primeros yacimientos arqueológicos investigados y excavados en la Península Ibérica.
Los estudios que se realizaron de las cerámicas y los restos que aparecieron en este yacimiento comenzaron a definir lo que hoy sabemos del mundo y la cultura ibérica.
Los trabajos sobre el yacimiento comenzaron en 1868 gracias a Pablo Gil y Gil, catedrático de la Universidad de Zaragoza, aunque la época de mayor actividad se desarrolló entre 1919 y 1949 de mano de Juan Cabré, quien excavó casi toda la superficie del Cabezo. Con posterioridad, Antonio y Miguel Beltrán retomaron las investigaciones, que se prolongan hasta la actualidad.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar